Desarrollando nuestra Inteligencia Creativa

Sabemos que todo proceso creativo implica la producción de una idea nueva y única. También consiste en encontrar nuevas pautas y relaciones donde antes no existían o no se habían observado.

La creatividad suele ser considerada como un fenómeno misterioso, como algo mágico. Sin embargo, al igual que sucede con cualquier tipo de pensamiento, el proceso creativo involucra  la manipulación cerebral de imágenes ejecutivas, perceptuales y simbólicas.  Esto significa que el proceso creativo puede ser ejercitado.

Si bien exiten varios autores que hablan de diferentes técnicas, algo en común en todas ellas es que el foco está puesto en dejar trabajar a nuestro hemisferio derecho y “distraer” a nuestro hemisferio izquierdo. Recordemos que el hemisferio izquierdo es el responsable de los procesos lógicos;del lenguaje y los símbolos; del análisis de los datos; es el que se encarga de los detalles, sistemas y secuencias; de los procesos paso a paso; de aquellas expresiones conscientes, entre otras funciones.  Nuestro hemisferio derecho, en cambio, tiene como funciones principales la síntesis de la información; la intuición y la imaginación; es quien realiza un escaneo multifuncional; se encarga de los procesos no conscientes y de los procesos creativos.

Si bien es cierto que a veces esas “grandes ideas” se producen en forma espontánea e inesperada, necesitamos preparar nuestra mente para potenciar el proceso creativo. Predisponernos a experimentar un estado de plena curiosidad puede transformarse en un gran aliado para tales fines. El deseo por conocer lo que nos rodea es un impulso natural que acompaña al ser humano desde su nacimiento. Muchos descubrimientos tuvieron lugar gracias a que las personas que los llevaron a cabo disponían de una intensa curiosidad, desafiaban los espacios de certeza y se animaban a poner a prueba esas pautas y reglas ya establecidad.

Nuestra inteligencia creativa se potencia cuando soltamos el deseo de resolver los problemas a través del pensamiento lineal.  El pensamiento metafórico, la capacidad lúdica, la experimentación, la formulación de preguntas desde diferentes puntos de vistas, entre otros factores, juegan un rol fundamental en el desarrollo de todo proceso creativo.

A veces sucede que cuando llegamos a adultos comenzamos a perder nuestra capacidad lúdica y ese impulso por conocer y explorar lo novedoso…procesos naturales en los niños. Esto se puede deber, principalmente, a que diversos ámbitos fomenten resolver los problemas de una manera lógica, procedimental, priorizando la inteligencia práctica.

Cuando queremos resolver una cuestión de un modo creativo es imprescindible concederle a nuestro cerebro el tiempo necesario para buscar la información necesaria. El querer resolver las cosas “ya” es un gran enemigo de este proceso.

En el gráfico siguiente vemos como hay un período entre un momento (M1) y otro(M2) que se conoce como Incubación. El M1 es aquel momento en que se nos presenta un interrogante, una inquietud, un problema, etc. El M2 es aquella instancia en la cual surge la respuesta o aquellas ideas que van a dar solución a aquellas cuestiones que surgieron en el momento inicial. Se conoce como período de Incubación aquel periodo durante el cual no exite una reflexión consciente sobre el problema y no obstante, el cerebro continúa trabajando en la búsqueda de una solución.

Por lo tanto, es preciso darle el tiempo necesario a nuestro cerebro para que procese la información recibida y pueda conectar y combinar distintas ideas entre sí. ¿Qué podemos hacer entonces nosotros?. Podemos generar el contexto óptimo para que este proceso se desarrolle. En la etapa de incubación es fundamental la relajación para evitar buscar respuestas bajo presión. Regla de oro: la creatividad no opera bajo presión.

Pensar en un contexto donde prima la relajación nos permite acceder a estados cognitivos más amplios. Varias investigaciones han demostrado como las mejores ideas surgen cuando la mente de las personas están concentradas en actividades ajenas a su profesión; surgen principalmente cuando caminamos, estamos realizando alguna actividad recreativa, en la ducha, etc. La visualización creativa, por ejemplo, es una poderosa herramienta utilizada para potenciar la etapa de Incubación.

Podemos sembrar una semilla para que crezca una planta. Nos obstante, su crecimiento estará vinculado al tiempo que sea necesario para que la semilla germine.

Permitamos que nuestras ideas germinen, habilitemos y desarrollemos el contexto necesario para que esto suceda. Acompañemos el proceso con diferentes técnicas y actividades para potenciar el desarrollo del proceso creativo. Habilitemos el espacio necesario…ya vendrá el momento de disfrutar de la etapa de cosecha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s