Declaración del “No sé”

20121116-004039.jpg

Unos de los grandes enemigos del aprendizaje es la imposibilidad de declarar cuando no sabemos algo ya sea por vergüenza, por miedo, etc. Cuando no reconocemos que no sabemos, estamos cerrando una puerta para nuevos aprendizajes y para convertirnos en alguien que puede y quiere saber más. Al declarar que no comprendemos, por el contrario, nos abrimos a la posibilidad de preguntar para expandir mi mirada y, de esta manera, obtener mejores resultados.
Recuerdo una experiencia en mis primeros años en la universidad. Estaba rindiendo una materia final, Historia, y me comprometí con mi aprendizaje…lo cual significó decirle al profesor “esto no lo sé”. Antes de esa experiencia yo abrazaba la creencia de que en una instancia de evaluación podías decir cualquier cosa menos “no sé”. Era muy común escuchar “ni se te ocurra decirle al profesor eso…nunca digas no sé”. Y yo compraba ese supuesto sin desafiarlo, sin transitar por la experiencia de hacerlo para ver que sucedía…era una palabra tabú y yo no estaba dispuesta a correr riesgos…si algo no sabia…ya se me ocurriría como “disfrazar” mi ignorancia.
Es el día de hoy que guardo en mi memoria aquel momento en que decidí soltar esa creencia y la solté sin miedo, sin culpa, sin vergüenza. Fue una gran experiencia de aprendizaje. Venia contestando todas las preguntas que me formulaba el profesor. No obstante, hay una que me llevó a declarar mi “no sé”. Fue un momento muy enriquecedor, el profesor comenzó a responderla en mi lugar y encima tuve la oportunidad de tener “una clase particular”…aprendí nuevas cosas sobre ese tema en particular y por sobre todas las cosas…comprendí que cuando declaramos nuestra ignorancia nos abrimos a nuevas posibilidades.  La actitud del profesor me marcó, era esa la actitud que yo quería modelar… actitud de apertura y de sincero compromiso con el rol de facilitador de conocimientos y aprendizajes. Sabía, también, que me iba a encontrar con docentes que iban a sostener esa creencia limitante y que no verían con buenos ojos si de mis labios salían aquellas dos palabras. Sin embargo, ya no me interesaba. Confiaba en mi compromiso hacia el estudio aunque también reconocía que posiblemente no sepa todo, todo el tiempo. Asimismo, fue una experiencia que me había hecho desafiar esa creencia que tanto me limitaba a crecer como aprendiz….¿Cómo podría volver atrás?, ya no podía porque para mi lo que había sucedido en ese momento había sido mas que solo una instancia de evaluación.
También recuerdo el caso contrario, una docente que declaraba con total seguridad cuando algo no sabia…recuerdo sus palabras textuales “no lo sé, me lo anoto para investigar”…para mi fue una docente memorable. En primer lugar porque era increíble todo lo que sabia y en segundo lugar porque me resultaba admirable su capacidad de ponerse en el rol de aprendiz si era necesario. La recuerdo, hoy en día, como una de mis mejores docentes.
¿Cuántas veces nos cerramos a aprender cosas nuevas por el solo hecho de no hacer esta declaración de ignorancia?. En el dominio laboral, entre otros, también se observa esta causa de defender a capa y espada la máscara del saber…¿Cómo voy a reconocer, siendo profesional, que hay algo que no sé?, ¿Cómo permitir que caiga la máscara frente a mis empleados o frente a aquellas personas que dependen de mí? ¿Qué van a pensar mis jefes?. Liberarnos de la máscara por un momento nos va a permitir tomar aire nuevo y ver las cosas desde otra perspectiva.  Aprendamos a decir “esto no lo sé”.

Anuncios

3 pensamientos en “Declaración del “No sé”

  1. Hoy recibí un comentario (aporte) que mencionaba esto de que declarar no sé puede cerrar o abrir posibilidades. Comparto esto y agrego que las posibilidades las abrimos cuando declaramos el no saber en un contexto de “no sé, lo investigo”. En un post anterior mencioné las etapas del aprendizaje. Comenzamos a transitar el aprendizaje a partir de la etapa de competencia consciente. Declarar solamente que no se puede es transitar la incompetencia consciente…ahí decido si avanzo y me comprometo con mi aprendizaje. De todos modos, la declaracion de ignorancia es fundamental para salir de la ceguera cognitiva.

  2. “No lo sé” es parte de nuestra sinceridad y hay que utilizarlo siempre conforme con la situación, pero sin dejarlo en el aire, es decir intentar a encontrar la(s) respuesta(s).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s