Qué día…¿complicado?. Utilizando el lenguaje a nuestro favor.

Ayer comencé mi mañana diciéndome “qué día complicado”. Siguieron sucediendo acontecimientos a lo largo del día que no hacían más que reforzar mi creencia de que ese día era e iba a seguir siendo complicado. En un momento me observé diciéndolo y me di cuenta de que seguir soteniendo que mi día era complicado lejos de permitirme accionar me estancaba, me paralizaba. Mi cuerpo sentía una sensasión de “acá no podes hacer nada”. Fue ahí que me pregunté ¿Cómo puedo reencuadrar esta situación para abrir posibilidades de acción? ¿Qué puedo decirme para salir de este estado de inacción?. A partir de ese momento comencé a decirme que mi día era todo un “desafío”. Ya sólo con cambiar una palabra mi cuerpo se sintió diferente y  las preguntas comenzaron a ser, a su vez, otras. Me comencé a preguntar ¿Qué puedo hacer, que esté a mi alcance,  para transitar este día desafiante?.Comencé a pensar cómo podía coordinar acciones para que mi día fuera otro. Las situaciones seguían siendo las mismas, fui yo la que comencé a cambiar mi percepción y al hacerlo noté como mis acciones disponibles eran otras, habían cambiado: hice llamados, organicé mi día de otra manera, no cancelé determinados compromisos, etc.

El lenguaje es generativo…genera realidad. Diciéndome “esto es complicado” y reforzandolo con “va a seguir siendo complicado” la realidad que estaba generando no era la que yo quería vivir. El Coaching Ontológico nos dice que los seres humanos estamos integrados básicamente por tres dominios: lenguaje, cuerpo y emociones. Cuando sentimos que hay algo que no está saliendo como lo esperamos o queremos obtener resultados diferentes, podemos realizar una intervención desde cualquiera de esos dominios. En mi experiencia personal mi intervención fue, inicialmente, en el dominio del lenguaje. Una vez que lo hice, los otros dominios se alinearon en función de ese cambio. Ya mi emocionalidad no era la misma y mucho menos mi corporalidad…sentía y observaba que tenía el poder de responder ante lo que me estaba sucediendo de una manera diferente. Sentía que ya me había corrido de un estado de pocos recursos o de inacción. 

Si sentis que hoy tu día es “complicado”….¿Qué sentis cuando te decis esto? ¿De  qué otra manera lo podes definir? ¿Qué otra cosa podes decirte? ¿Cómo te sentis cuando cambias tus palabras?

Te propongo que hagas algún cambio en tu lenguaje  y veas qué es lo que sucede. Los invito a compartir sus experiencias o pueden enviarme un mail a willingcya@gmail.com para contarme como les fue.

¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s