Co-creando la solución

Buen lunes! Hoy me gustaría compartir con ustedes otro artículo que escribí para D&L Group. Que lo disfruten.

 

LA SINERGIA COMO PRINCIPIO RECTOR DE LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS

 

Imagen

Fuente imagen

En su libro “La Tercera Alternativa” Stephen Covey -reconocido escritor y conferencista estadounidense – nos propone abordar los conflictos a partir de un modelo colaborativo que consta básicamente de cuatro etapas o partes.
El autor considera que uno de los mayores obstáculos a la hora de resolver una situación conflictiva es accionar desde el paradigma o mentalidad “bipolar”.
Esta mentalidad “bipolar” es característica de aquellas personas que identifican al conflicto como un juego de suma cero, en donde impera el pensamiento “mi equipo” contra “tu equipo”. Cada una de las partes adopta de manera excluyente una sola alternativa o posible solución. Ahora bien, si adoptamos la primera alternativa nos estaríamos rigiendo por el principio de “yo debo ganar y usted debe perder”, la solución estaría enmarcada dentro de mi modelo mental. Si adoptamos la segunda alternativa el principio rector, en este caso, sería “usted gana, pero yo pierdo” y estaría fundamentado en el modelo mental de la otra persona. Otra opción sería tener en cuenta ambos modelos mentales. Sin embargo, podría suceder que aún así los objetivos fueran incompatibles.
Por lo tanto, Stephen Covey nos propone trascender el conflicto y por medio de un proceso de cuatro etapas que resulta en la adopción una Tercera Alternativa. Estas cuatro etapas, resumidamente, son:

pencilCompromiso de la otra persona para buscar una solución de manera conjunta. La pregunta fundamental sería: “¿Estás dispuesto a buscar una solución mejor que la que hemos encontrado cada uno por separado?” Esta pregunta es básica pero también fundamental. De nada sirve querer buscar una solución conjunta si la otra persona (o nosotros mismos) no tenemos la real intención de llegar a un acuerdo, de complementarnos con la mirada de cada uno, de desarrollar la empatía. Si no paramos en “te escucho pero digas lo que digas yo creo que tengo la razón o lo que te estoy proponiendo es lo mejor”…de nada sirve! Así que HONESTIDAD es el ingrediente fundamental en este primer paso del proceso.  Los otros pasos no tendrán razón de ser si este punto no queda claro.

pencilSe listan los criterios de éxito (se tienen en cuenta los objetivos de ambas partes) ¿Qué es lo que quiero lograr? ¿Qué espero que suceda?

ImagenSe experimentan posibles soluciones (creación de prototipos, lluvia de ideas, etc.). En esta etapa es imprescindible suspender los juicios de valor. La sinergia depende de que nos demos permiso para experimentar con posibilidades radicales.

pencilEstado de sinergia: se chequea que se ha obtenido este estado a partir de las emociones observadas en las personas (demostramos un estado de satisfacción e inspiración con la solución a la cual se ha arribado).

Imagen

 Imagen extraída del libro “La 3ra Alternativa”

No obstante, desarrollar este modelo de resolución implica generar previamente un contexto óptimo que permita el desarrollo de la sinergia. En primer lugar, requiere transitar un proceso de introspección a partir del cual me reconozco y observo cuáles son mis supuestas motivaciones y sesgos. En segundo lugar, reconocer a la otra persona no como una “parte”, lo cual implica conectarme con su individualidad: reconozco a la otra persona como un ser diferente a mí, me predispongo a entenderlo y percibir lo que siente. Una vez que transito estos estadíos, puedo avanzar y acercarme al otro, lo cual requiere el desarrollo de una verdadera escucha, una escucha empática. Para escuchar de un modo empático es condición necesaria soltar los preconceptos que traemos sobre la mejor solución al conflicto. Asimismo, implica “bajar el volumen” de nuestras conversaciones internas que están repletas de juicios y emociones. Recién cuando logre acercarme a la otra persona es cuando están dadas las condiciones básicas para desarrollar un proceso sinérgico que nos va a permitir adoptar una “Tercera Alternativa”.
Por lo cual y a modo de conclusión, podemos decir que el modelo de la Tercera Alternativa Implica disolver paradigmas y desarrollar un nuevo modelo mental que me permita ver al otro no como enemigo sino como co-creador de una solución nueva que permitirá no solo obtener una solución beneficiosa para ambos sino que incluso habilite a obtener resultados extraordinarios.

Natalia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s