Desafío creativo

Leyendo el blog de la China Rodriguez -especialista en social media- me encontré con un ejercicio creativo muy interesante para aplicar y para estimular nuestro hemisferio cerebral derecho. Ella propone realizarlo con nuestras marcas, para generar nuevas ideas y lograr transmitir de una manera clara la razón de ser de nuestro emprendimiento.

Me dije manos a la obra, a divertirme un rato y a ver qué sale. En mi caso, lo adapté y en vez de realizarlo con el nombre de Willing, me pareció una buena idea dejar que mi creatividad fluyera y ver que salía con los nombres de las dos disciplinas que forman parte de mi profesión: el COACHING y la PNL. Me pareció que podía ser una gran oportunidad para transmitir algunos de los temas con los que solemos trabajar ya sea en una sesión de coaching, en un taller, etc.

¿En qué consiste el desafío creativo? La consigna es escribir en línea vertical el nombre de tu marca (en mi caso utilicé las dos discplinas) y luego por cada letra del nombre, escribir alguna frase o palabra que guarde relación con nuestra marca (o con lo que elegimos trabajar), que defina su esencia.

Comparto el resultado de mi desafío…

Desafío creativo en acción!

Desafío creativo en acción!

Me parece una buena manera para estimular nuestra atención selectiva. Es un ejercicio que sin dudas trae muchos beneficios cuando lo realizamos. Cualquier actividad creativa que realicemos estimula nuestro cerebro, nos permite romper con el pensamiento lineal y favorecemos el desarrollo de nuestro pensamiento lateral.

Y para empezar la semana con nuestros cerebros bien activos les propongo realizar este ejercicio creativo pero los voy a desafiar con una nueva adaptación del ejercicio. Les propongo que escriban verticalmente su nombre y que al lado de cada letra escriban algo que los caracterice, algo que hable de ustedes. Es una linda actividad para trabajar con nuestro equipo de trabajo, con nuestro grupo de amigos, con nuestra pareja ya que nos permite conocernos aún más…y hasta nos podemos llegar a sorprender!

Por supuesto que no los voy a desafiar sin antes desafiarme a mí misma, así que acá va mi ejercicio creativo.

NATALIA-01

¿Se animan a probar?

¿Nos relajamos?

Fuente imagen

                                                                                                  Fuente imagen

¿Cuántas veces nos ha pasado de decir “no recuerdo ni donde dejé la llave del auto/casa”, “me olvido de las cosas fácilmente”, etc. ¿Algunas de estas frases les suena conocida? Salvo que tengamos una patología, muchas veces nuestros olvidos se deben a la calidad de nuestra atención. Estamos constantemente expuestos a miles y miles de estímulos por día, y sin darnos cuenta nuestro cerebro se sobrecarga, lo cual a veces nos lleva a pensar “estoy quemado, no puedo pensar en nada más”.
Necesitamos aprender a eliminar el ruido externo. Vivimos en una época de profundos “ruidos” y distracciones. Las tecnologías ejercen una gran influencia sobre nuestra manera de pensar, de sentir y de actuar.  Y pese a todos los beneficios que traen, estas tecnologías (llámese smartphones, tabletas digitales, TV, etc.) nos expulsan hacia el mundo exterior, alejándonos de nuestro mundo interior.
Es fundamental, por lo tanto, aprender a desconectar, a buscarnos un tiempo y espacio para hacer una actividad que nos ayude a relajarnos, a “apagar el fuego” en nuestro cerebro. Los fines de semana suelen ser una gran oportunidad para hacerlo, para conectarnos con alguna actividad placentera que nos permita recargarnos las pilas, llenarnos de energía.
Cada uno de nosotros puede encontrar su manera de hacerlo, algunos podrán recurrir a la meditación, otros a sentarse con taza de café/té/mate en mano a leer un buen libro u otros con salir a caminar sea suficiente. Lo importante es hacerlo y poner un freno a todos los “debería o tengo que”…tengo que pensar en qué comemos al mediodía, debería limpiar la casa hoy que tengo más tiempo, tengo que aprovechar para….alto ahí! Relajarnos y conectarnos con el placer es igual de importante que todo los “debería” juntos.
Hoy domingo, te proponemos que pongas pausa y disfrutes de ella, que elijas una actividad que te sea sumamente placentera y manos a la obra! Ya sé, ya sé, estarás pensando…ah pero yo ahora estaría en el medio de una playa con un trago en mano y no lo puedo hacer!…tranquil@, sí puedes! Cierra los ojos y visualízate en ese lugar, escucha, ve y siente como si tuvieras allí…recuerda que nuestra mente es maravillosa y que a nuestro cerebro no le es tan fácil distinguir entre lo real e imaginario (por eso en muchas disciplinas como el deporte utilizan el gran poder de las visualizaciones) Así que no hay excusas!.
A continuación te proponemos un ejercicio de meditación muy simple… simple pero poderoso! Lo vas a poder hacer en tu trabajo, cuando estés en tu casa, en cualquier momento.

Sigue leyendo