Surfear tus olas

Ayer recordé una película que había visto un tiempo atrás llamada “Chasing Mavericks”. Es una película autobiográfica – dirigida por Curtis Hanson- acerca de la vida del surfista estadounidense Jay Moriarity. La película guarda mucha relación con el tema de los límites Recuedo que al verla me había quedado con esa sensación de querer empapelar todas las paredes de mi casa con la frase…desafiá tus límites. El sueño de Jay era surfear las olas de Mavericks en California. Olas monstruosas en cuanto a su tamaño, que pone a prueba las habilidades de los mejores surfistas del mundo. Resumidamente, Jay logra hacerlo. Sin embargo, como una paradoja de la vida, el jóven surfista termina muriendo a los 22 años surfeando unas olas en Maldivas.
Por un lado me hacía mucho sentido esto de desafiar los límites, pero por otro lado, mi parte más racional del cerebro pensaba en cómo desafiar los límites puede ser peligroso, era como una especie de susurro en mi oído que me decía “claro fijare cómo terminó este muchacho por desafiar los límites”. Y esto quedó como una simple anécdota de aquel momento.
Hoy a la madrugada, después de varios meses de haber visto esa película, vino con más fuerza a mi cabeza la frase desafía tus límites. Y de pronto vinieron a mí -como si fueran imágenes sucediendo en una película- todos aquellos momentos en los en estos dos últimos años desafié mis límites personales y profesionales. En mi caso esas olas gigantes tenían más que ver con mis “no puedo”. Recuerdo aquel momento, charla familiar de por medio, en donde yo decía que siempre había querido transitar por la experiencia de vivir en otro país pero por más ganas que tenía era algo que nunca me animaría hacer… pasaron 2 años desde que dije eso y he vivido más de un año en Montevideo y ahora estamos viviendo en Estados Unidos. Cuando nació mi primer hijo creí que nunca iba a tener la valentía suficiente para dejar mi trabajo y acá estoy…nunca más desde aquel entonces he vuelto a trabajar en relación de dependencia. Mi sueño era apostar a hacer lo que me gusta, disfrutar de mi profesión pero disponiendo de más tiempo libre para estar con mis hijos…acá me tienen desafiando nuevamente mis límites, comenzando a dictar un curso de capacitación virtual. Hay cosas que llevaron su tiempo y un trabajo de crecimiento personal, como el haber dado el salto en mi profesión y estar ofreciendo productos y servicios de modalidad virtual. Pero lo cierto es que nada de esto hubiera sido posible si no hubiera desafiado los límites de esos “no puedo” que estaban tan presentes en mi vida. Y les puedo jurar que esos no puedo eran temerosas y gigantescas olas para mí.

Recuerda…no se trata de desafiar aquellos límites que ponen en riesgo nuestra vida -porque en estos casos los límites son sabios- pero que existan olas sumamente peligrosas no sgnifica que no haya otras que no nos permitan disfrutar de ser surfeadas.

Cierro mis ojos, siento una brisa en mi cara y la tibieza de unos rayos de sol…estoy parada en la orilla del mar. Estoy sintiendo el pleno disfrute de haber surfeado mis olas. Abro mis ojos y veo como mis no puedo se alejan a medida que las olas se van desvaneciendo.

¿Qué olas no te estás permitiendo disfrutar por miedo a surfearlas?

Hásta la próxima

Natalia

Anuncios

Desafío creativo

Leyendo el blog de la China Rodriguez -especialista en social media- me encontré con un ejercicio creativo muy interesante para aplicar y para estimular nuestro hemisferio cerebral derecho. Ella propone realizarlo con nuestras marcas, para generar nuevas ideas y lograr transmitir de una manera clara la razón de ser de nuestro emprendimiento.

Me dije manos a la obra, a divertirme un rato y a ver qué sale. En mi caso, lo adapté y en vez de realizarlo con el nombre de Willing, me pareció una buena idea dejar que mi creatividad fluyera y ver que salía con los nombres de las dos disciplinas que forman parte de mi profesión: el COACHING y la PNL. Me pareció que podía ser una gran oportunidad para transmitir algunos de los temas con los que solemos trabajar ya sea en una sesión de coaching, en un taller, etc.

¿En qué consiste el desafío creativo? La consigna es escribir en línea vertical el nombre de tu marca (en mi caso utilicé las dos discplinas) y luego por cada letra del nombre, escribir alguna frase o palabra que guarde relación con nuestra marca (o con lo que elegimos trabajar), que defina su esencia.

Comparto el resultado de mi desafío…

Desafío creativo en acción!

Desafío creativo en acción!

Me parece una buena manera para estimular nuestra atención selectiva. Es un ejercicio que sin dudas trae muchos beneficios cuando lo realizamos. Cualquier actividad creativa que realicemos estimula nuestro cerebro, nos permite romper con el pensamiento lineal y favorecemos el desarrollo de nuestro pensamiento lateral.

Y para empezar la semana con nuestros cerebros bien activos les propongo realizar este ejercicio creativo pero los voy a desafiar con una nueva adaptación del ejercicio. Les propongo que escriban verticalmente su nombre y que al lado de cada letra escriban algo que los caracterice, algo que hable de ustedes. Es una linda actividad para trabajar con nuestro equipo de trabajo, con nuestro grupo de amigos, con nuestra pareja ya que nos permite conocernos aún más…y hasta nos podemos llegar a sorprender!

Por supuesto que no los voy a desafiar sin antes desafiarme a mí misma, así que acá va mi ejercicio creativo.

NATALIA-01

¿Se animan a probar?

Día Internacional de la Felicidad

Día Internacional de la Felicidad

Día Internacional de la Felicidad

¿Sabías que hoy se celebra el Día Internacional de La Felicidad?

La Asamblea General de la ONU, mediante la aprobación de una resolución, proclamó el día 20 de marzo como el Día Internacional de la Felicidad, para reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos y la importancia de su inclusión en las políticas de gobierno.

¿Qué es la FELICIDAD para mí?

Es sentirte agradecido y poder disfrutar de esos momentos que forman parte de tu día a día. Unas fotos de mis momentos felices….=)

11083612_981036748587026_1971926014615679482_n

10430394_981036758587025_1425106164765112858_n

Felicidad en estado puro

¿Cuáles son tus fuentes de felicidad?

Nuevos Cursos On-line!

Flyer Comunicación con Naty

Paul Watzlawick, psicólogo austríaco y reconocido teórico de la comunicación humana, nos decía “es imposible no comunicarse”. Aún con nuestros silencios nos estamos comunicando, estamos transmitiendo un mensaje.

Las nuevas tecnologías redoblaron la apuesta y han hecho de la comunicación un fenómeno expansivo. Hoy podemos hablar y vernos a través de una cámara, aún viviendo a miles de kilómetros de distancia. Lo que antes parecía imposible, hoy ya es algo común y habitual. Sin embargo, que tengamos más posibilidades de comunicación y más herramientas para comunicarnos no significa que nuestra comunicación sea de calidad.

Y la realidad es que la comunicación es un fenómeno que atraviesa y está presente en todos los dominios de nuestra vida. Una mala comunicación puede derivar en un vínculo disfuncional, en una mala relación con un cliente o en la incapacidad para atraer más clientes a nuestro negocio, puede provocar malos entendidos y puede alejarnos de nuestras metas o de los resultados que deseamos obtener.

Por lo tanto, la idea de este programa de 9 módulos es brindarte diferentes herramientas teóricas y prácticas para que desarrolles o mejores tus habilidades comunicacionales.

¿Cómo es la modalidad?

Todas las semanas estarás recibiendo en tu casilla de e-mail material. Vas a tener dos entregas de material teórico, una entrega de actividades prácticas para que bajes la información y la transformes en aprendizaje y una entrega que consistirá en un desafío.

Algunas clases irán acompañadas de videos o de material adicional.

También tendrás acceso a un grupo de Facebook exclusivo del curso, en el cuál se van a resolver las dudas y compartir reflexiones o información relevante.

Vamos a estar trabajando juntos 36 semanas! Y vas a ver cómo el aprendizaje a distancia puede ser ameno y divertido.

Si querrás inscribirte o querés conocer más acerca de los temas que vamos a estar abordando, te invitamos a que te contactes con nosotras.

Te esperamos para transitar juntos esta aventura de aprendizaje!

 

Curso de Liderazgo Neuroemocional

En los últimos años, los numerosos avances en las neurociencias nos permiten empezar a preguntarnos qué podemos hacer para mejorar el funcionamiento de nuestro propio cerebro y que, esto a su vez, nos ayude a mejorar la calidad de vida en los diferentes ámbitos en los que nos desenvolvemos.

El objetivo de este curso es invitar a los interesados a sumergirse en el mundo de las neurociencias e ir descubriendo juntos cómo funciona nuestro cerebro, qué necesita y cómo estimularlo para trabajar de forma ágil y efectiva.

Con bases teóricas en las Neurociencias y Psicología Cognitiva, la Programación Neurolinguística y otras disciplinas afines, los miembros del curso irán incorporando distinciones, competencias y herramientas prácticas para su aplicación directa en la vida cotidiana obteniendo, de esta manera, mejores resultados tanto en su vida personal como profesional.

FlyerLiderzgo NeuroemocionL-01

Las imágenes de nuestro futuro

f4294a21643627c4bf24b8a78f8b7ae0

Fuente imagen

Estamos a un paso de comenzar el fin de semana. Y debo confesar que cuando llegamos al día viernes mis ojos se iluminan. Para mí los fines de semana no sólo me permiten desconectar sino que también son una gran fuente de inspiración.
Durante el sábado y domingo disfruto de las no rutinas, de los horarios flexibles, del “no hacer nada” (léase: nada con demasiada planificación y antelación). Y son esos momentos en los que “no hacer nada” se transforman en una rica fuente de inspiración, donde mi cerebro se anima a visualizar proyectos, donde me permito observar con una mirada de curiosidad, sin apuros, sin dejar de mirar el paisaje porque me apremia la prisa. Estos días sin rutinas tan marcadas son con una suerte de ventana abierta a las posibilidades. Disfruto de abrirla y respirar el aroma de nuevos proyectos en mente, de sentir esa alegría en mi pecho al permitirme soñar…soñar en grande.
Y esfe fin de semana en particular, el mío, viene acompañado de un espacio de introspección al acercarse la semana en la cual en Argentina se celebra el Día del Emprendedor. Recuerdo aquel momento en el que tomé la decisión (que vino de la mano del nacimiento de mi primer hijo) de dejar de trabajar en relación de dependencia para seguir mis sueños, para animarme a ir detrás de mis proyectos, para vivir el tipo de vida que quiero y elijo vivir….para EMPRENDER mi camino soñado.
Desde aquel momento, he tenido la posibilidad de tomar contacto con muchas mujeres emprendedoras. Grandes emprendedoras que, día a día, combinan pasión con planificación para que sus proyectos crezcan y tomen cada vez más fuerza. Creo que si hay algo que todos los emprendedores tienen en común es una imagen clara de lo que desean. Una imagen nítida, llena de luz, movimiento, formas, espacios, llena de sensaciones, aromas…una imagen que termina convirtiendose en un mapa, en una hoja de ruta hacia sus metas más deseadas.
También me he cruzado, por otro lado, con muchas personas que saben con certeza (certeza que se traduce en malestar, en un sentimiendo, en un estado de incompletud) que hay algo más esperándolas, que no están en el lugar que más quisieran, que saben que quieren hacer otra cosa diferente, tener un trabajo distinto o sienten la necesidad de recorrer otro camino Están seguras de lo que no quieren pero no tienen justamente esa imagen nítida en la cabeza de que es lo que si quieren lograr…imagen necesaria para comenzar a trazar un plan y una estrategia que nos permita alcanzar nuestros objetivos.
Para quienes están en ese lugar, me gustaría proponerles un ejercicio para trabajar sobre esta imagen. Haciendo honor al Día del Emprendedor, esta actividad la desarrolla el reconocido emprendedor argentino Andy Freire  en su libro “Libre!”. Sigue leyendo

Cambiá…pero hacelo “ya” y disfrutalo!

</IMG_8012.JPG

Me ha pasado, muchas veces, esto de escuchar “sí , por supuesto que quiero cambiar, pero es difícil” “me cuesta”. No sé en qué momento compramos la historia de que “cambiar” es algo fantástico que hacemos por nuestro bien (y el de los demás, por qué no) y por eso tenemos que estar resplandecientes y felices. Es cierto que uno “cambia” para evolucionar, para dejar atrás aspectos que nos estancan, para acercarnos a esa versión de nosotros mismos que queremos alcanzar. Pero nadie dijo que, necesariamente, sea fácil. Solemos caer en esa costumbre de categorizar las cosas como buenas/malas, lindas/feas, etc. Y no siempre las cosas se pueden mover en esos extremos. Existen los grises, existen los puntos intermedios. Cuando nos movenos en esos extremos absolutos perdemos de vista que muchos fenómenos son complejos y que los seres humanos, en sí mismos, se caracterizan por esa complejidad.
Cambiar implica dejar atrás muchas cosas…ya sea aspectos de nuestro ser, momentos, experiencias, cosas…y eso a veces duele, pesa y requiere de tiempo para “digerirlos”.
En su libro EnCambio -el especialista en biología molecular- Estanialao Bachrach, frente a la pregunta ¿por qué los cambios nos cuestan tanto?, nos dice que “el cambio es, al mismo tiempo, delicado, frágil, caótico y complejo. Una de las razones principales de esta dificultad es que los sistemas complejos, como la mente humana, tienden a la homeotasis, es decir, a equilibrar el movimiento en una sola dirección, con mínimos compensatorios en la dirección opuesta. En otras palabras, si te sentís confortable con tus pensamientos, emociones y comportamientos, entonces sos consistente como persona. Pero si no, entras en conflicto. Cambiar muchas veces implica entrar en conflicto”. Tendemos, por lo tanto, a volver a lo conocido (como diríamos “más vale malo conocido que bueno por conocer”) porque cuando nos movemos en lo conocido nos sentimos seguros (que no implica mejor eh) Ahora bien, cuando nos alejamos de nuestras certezas, de ese camino que ya conocemos, nos adentramos en un espacio de incertidumbre y es ahí cuando se dispara la ansiedad…y es esta misma ansiedad la que muchas veces nos hace querer salir corriendo y decirnos en ese preciso instante “mejor me quedo acá!!”
Los cambios requieren de su tiempo, para ser procesados, para asimilarlos, para disfrutarlos. Necesitamos comprender que no todo ocurre “ya”. Y sí, entiendo que nadie quiere sentirse mal, con ansiedad, angustiado…pero como suelo decir “tiempo al tiempo”.
Personalmente, estoy en el medio de un cambio (y uno grande para mí!!) que comenzó cuando con mi familia decidimos venir a vivir a Estados Unidos. Y a veces me divierto con los mensajes subliminales (no siempre tan subliminales!) de “qué suerte la tuya!, debes estar feliz, chocha…acá las cosas están cada vez peores”. Y sí, no es que uno (yo en este caso) no sea consciente de ello, que nuestra parte más racional y lógica lo tenga todo tan clarito. No obstante, nuestro corazón y nuestra razón pueden no ir de la mano…a veces se pelean, entran en conflicto. Uno dice “genial esto” PERO el otro retruca con un “todo muy lindo pero paren el tren que me quiero bajar!!!”… quiere volver a eso que conoce, a eso que bueno/malo, lindo/feo…sea como fuere…pero conocido y que le daba seguridad.
Entender, entonces, que somos seres complejos y que no todo puede ser medido por extremos absolutos nos ayuda a comprender la importancia de respetarnos, de respetar los tiempos, de permitirnos sentir miedo, de llorar, de pensar “cómo llegué acá o cómo llegué a esto”.

Tener una mirada, de cierta forma, más realista de los cambios, nos permite comprender que por más de que uno en un momento determinado puede estar viendo (o viviendo) una tormenta, detrás de esa tormenta está el sol, esperando el momento justo para salir. Sólo es cuestión de esperar, de no huir, de saber que luego de esa tormenta va a venir el disfrute, la calidez y la tibieza de un rayo de ese sol que asoma.

Buena semana!
Natalia

Seguimos avanzando!

chica copia

Felicidad absoluta! Seguimos trabajando en el curso on-line “Alcanzá tu Maestría Personal” (por ahora cocinándose con mucho cariño). Un “GRACIAS” gigante a la genia de Silvana por esta gran ilustración, diseñada especialmente para el curso. Vamos por más!

Y cómo me muero de ganas de contarles de qué se va a tratar, les adelanto que “Alcanzá tu Maestría Personal” va a ser un programa diseñado para que te conviertas en protagonista y líderes tu vida tanto en el plano personal como profesional. Un camino de aprendizaje que te llevará a nutrirte de diversas herramientas para hacer esos pequeños cambios cotidianos que te permitirán hacer de tu vida una vida más creativa y simple, más productiva, llena de conversaciones efectivas y de hábitos saludables.

Muy pronto!

Natalia

Nuevos comienzos, nuevos proyectos

Querid@s tod@s! Tanto tiempo sin contarles novedades y sin escribir en el blog. Gracias por la paciencia a todos los seguidores de Willing.
Fueron meses de mucho movimiento (físico y emocional). Acabo de mudarme a Chandler, Arizona. Pero Willing sigue más vivo que nunca!! Me encanta aprovechar los nuevos comienzos para llenarme de energía y trabajar sobre nuevos proyectos. Pronto estaré trabajando con la genia de Sil de Seelvana para darle un aire fresco al logo y para diseñar la imagen visual de un curso virtual que se viene cocinando…a fuego lento, pero con todos los ingredientes necesarios!. Así que no se muevan que muy pronto novedades!

Y me despido, dejándoles una foto de una imagen muy característica en Arizona…el famoso cactus!

Natalia

IMG_7728