Aquí y Ahora…reflexiones de un día de lluvia

 

Hoy en Buenos Aires llueve. Y no se a ustedes, pero a mí estos días me invitan a pensar, a reflexionar, a conectarme con mis pensamientos.

Cuando me levanté leí una frase en Instagram que me gustó mucho y disparó en mí cierta reflexión sobre el disfrute y el poder conectarnos con el momento presente.

Comparto la frase:

“Vive el momento. Es aquí, es ahora. Habla sinceramente. Exprésate sin miedos. Celebra la vida. Baila cada decisión. Sonríele a los cambios. Confía en tu intuición. Dale la bienvenida a a cada nuevo día, a cada nueva oportunidad”

Vivir el “aquí y ahora”…Cuánto nos cuesta a veces, ¿no? Sin embargo es el único momento del que nos podemos apoderar. Cuando tomamos consciencia de ello, abrimos posibilidades…al disfrute, al ocuparnos en vez de preocuparnos, a saborear la vida con todos sus gustos. No hay luz sin sombra, ni sombra sin luz. Cada día ES único e irrepretible.
A veces caemos en la tendencia de evaluar todo lo que nos sucede dentro de esa dicotomía fácil vs. difícil. Y de nuevo, las cosas SON. “Dificil” o “fácil” son juicios de cada uno, es la vara con la que medimos lo que nos rodea. ¿Fácil? ¿Difícil?…quién sabe. Lo que para uno puede ser algo dificil para otro puede ser sinónimo de DESAFÍO, de la posibilidad de sacar ese potencial que uno lleva dentro, del desafío de responder ante las circunstancias de la vida.
Construimos nuestro presente día a día, momento a momento. Mi invitación en este día lluvioso, entonces, es la de animarnos a apoderarnos de nuestro “aquí y ahora” recordando que ese momento es único y personal.
Tomen un lápiz y escriban esa historia que se quieren contar de ustedes, que decidan y elijan que tipo de protagonistas quieren ser hoy ¿Qué características tiene ese protagonista? Piensen que esa historia va a tener trascendencia. Por lo tanto, ¿Qué historia de ustedes les gustaría que sea contada y recordada?

Feliz martes!

Haz más de eso que te gusta

  
Nuestra fuerza de voluntad es como un músculo, si no la entrenamos se debilita. Nada mejor para aumentar nuestra reserva que hacer más de aquello que nos gusta. Y como plus liberamos tensiones y recargamos las pilas! 😊 Regalate unos minutos todos los días para hacer alguna actividad que te de placer, que te relaje, que te inspire…y vas a ver como desarrollas una voluntad de acero! 😉

Serendipity 

  

“Serendipity”…término en inglés que significa “pleasant surprise” o “fortunate happenstance”. Es ese descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta.

Ayer abrí un libro y me re-encontré inesperadamente con esta frase, que me la habían regalado cuando estaba haciendo mi formación como Trainer en PNL. Nuestros Trainers solían poner boca a bajo una imagen, una frase y uno tomaba una. Esta es la que que tomé en ese entonces.

Palabras que hoy no podían llegar en mejor momento.

Te las regalo…quizás hoy también signifiquen algo para vos.

Qué primeros pasos necesitas dar para hacer tu sueño realidad? Qué puedes hacer ahora para dar un pasito más hacia tu sueño?

Recuerda que el sendero de tu sueño está frente a ti. 

Buen viernes!

Evolucionar con el error

Vivimos en una cultura en donde errar pareciera ser un pecado ¿Cuántas veces escuchamos en una empresa, por ejemplo, decir a ejecutivos “me equivoqué”? No suele ser algo muy común, ¿no? Pareciera que lo mejor es tapar los errores, ignorarlos, seguir adelante y “acá no pasó nada”. Y es así como terminamos convirtiéndonos en especialistas y grandes elaboradores de excusas en vez de reconocer -con la frente bien alta- cuando nos equivocamos. Errar puede ser una gran patada al estómago para nuestro ego. Sin embargo, cuando son debidamente atendidos, los errores pueden transformarse en una increíble fuente de aprendizaje y crecimiento. Con el error evolucionamos. Errar no es sinónimo de fracaso. Si no nos equivocamos, no hay aprendizaje. Sin aprendizaje, no evolucionamos.

Necesitamos dejar de ser tan solemnes con el error.  Una de las frases que más recordamos de Thomas Edison -reconocido inventor estadounidense- es la respuesta que le dio a un periodista cuando le preguntó sobre sus inventos fallidos: “No fracasé, solo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombita”. Para que nos vaya bien, posiblemente vamos a tener que equivocarnos muchas veces.

Si te preguntara por tus últimos errores, ¿te animarías a pensarlos?…¿Cuáles fueron tus últimos errores en tu trabajo? Si tienes un emprendimiento ¿en qué crees que te has equivocado? ¿Y en tu vida en general? ¿Te animás a escribirlos?

Y una última pregunta, no por ello menos importante…¿Qué creés que aprendiste gracias a esos errores?

Como bien decía Pablo Neruda: “El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas del error”

Buena semana!

¿Te sentis en el medio de la nada? Al Carajo!

Fuente imagen

                                                          Fuente imagen

Cuántas veces hemos experimentado en nuestra vida esa sensación de estar en el medio de la nada misma. Sin saber cómo avanzar ¿Dejo mi trabajo y me dedico 100% a mi emprendimiento? ¿Postergo mis estudios y me voy a ganar experiencia en el exterior? ¿Empiezo a estudiar nuevamente? Mi emprendimiento no está dando los resultados que esperaba ¿bajo los brazos o sigo adelante? ¿Me separo o sigo apostando a la relación?

Y como un escritor que se enfrenta con uno de sus grandes miedos…la hoja en blanco, palabras escritas que luego van a parar en forma de bollo de papel al tacho de basura…así nos sentimos. Como en frente de esa hoja en blanco que nos intimida, que nos asusta. Sin saber como empezar, seguir o terminar la historia.
¿Qué persona no se ha topado con uno de esos momentos? ¿Quién no ha estado cara a cara con nuestra querida amiga la incertidumbre? Yo no sé ustedes, pero yo me he cruzado varias veces con ella y aunque quise darle vuelta la cara o cruzarme de vereda, nunca he conseguido evitarla.
Y cuando escribí “amiga” no fue por error, producto de la escritura predictiva o del corrector automático. Cuando nos amigamos con el no saber, con la falta de respuestas, con ese lugar llamado “nada”, entendemos que remando contra la corriente lo único que conseguimos es quedar exhaustos y nos seguiremos sintiendo perdidos.
Perder nuestro rumbo o gritar bien fuerte “no sé lo que quiero!”, no sé para dónde salir corriendo, o no sé quién soy en este momento, puede convertirse en una gran oportunidad de aprendizaje. Puede servirme para salir del piloto automático en el que me encuentro y preguntarme qué es lo que realmente quiero, a qué necesito decirle basta, a qué le estoy teniendo miedo, qué es lo que no estoy logrando ver.
Y esto que te digo, es algo que me recuerdo constantemente. Me recuerdo que no siempre tenemos las respuestas a todas las preguntas, qué está bien sentir un poco de miedo, que está bien no saber y que no tengo que desesperarme por sentirme en el medio de esta nada o asustarme del caos. Cuando aprendo a no desesperarme, cuando fluyo y me dejo llevar por la corriente, comprendo que esa nada puede ser una gran fuente de creatividad y una gran posibilidad para construir un nuevo camino.
Esta semana, un libro me encontró a mí. Este libro del que te hablo es Al Carajo de Álvaro Rolón. Permitime que te transcriba, a continuación, parte de la presentación del libro:

Estamos aburridos. Flota en el aire el deseo de salir de donde estamos para ir a un lugar mejor. Necesitamos coraje. Y el coraje no se compra. Nada mágico puede suceder sin embarrarnos. Podemos salir de nuestros modos automáticos. Reinventarnos. Nos quejamos todo el tiempo y lloramos por los rincones anhelando una vida más creativa ¿A vos se te ocurre que la creatividad pueda surgir desde la queja? Tenemos que mandar muchas cosas al carajo, el lugar ubicado en lo alto del palo mayor de un barco. Subirnos al Carajo de nuestra vida puede darnos una perspectiva inusitada…Podés asombrarte de todo lo que ves desde ahí arriba.

Cuando nos sintamos perdidos, no encontremos nuestro norte o no sepamos hacia donde ir, quizás de eso se trata. De dejar de remar contra la corriente, de no seguir navegando sin rumbo. Se trata de pensar que este puede ser un buen momento para detenernos y subirnos al Carajo. Y desde allí contemplar lo que nos sucede desde otra perspectiva y comprender que no hay que desesperarse, que estar en el medio de la nada puede ser nuestro GPS y nuestra gran oportunidad para reinventarnos.

Así que si te sentís perdido…al carajo!

Mi Rueda Emprendedora

Rueda de la vidaEMP-01

Hay una herramienta que me gusta utilizar cuando trabajo el tema de OBJETIVOS…la Rueda de la Vida. Es un recurso muy sencillo para realizar y es sumamente valioso ya que es una suerte de herramienta visual de diagnóstico,  que te permite identificar el grado de satisfacción en diferentes áreas de tu vida. Una vez que identificaste cuáles son aquellas áreas en las cuáles te sientes menos satisfecho y sientes que quieres desarrollar,  el paso siguiente es trazar un plan de metas y objetivos a lograr.

Como te mencioné, es muy sencilla de hacer. La rueda está divida por áreas o categorías y tiene una numeración  que va del 0 al 10. Toma cada una de las áreas y puntúa tu nivel de satisfacción. El 0 es el punto de intersección -que equivale a un nivel de insatisfacción total- y el 10 está representado por el círculo más amplio, muestra el mayor grado de satisfacción. Luego unes todas los arcos a modo de rueda y sombreas la parte interior (apela a tu parte creativa!) Te quedará un gráfico como el ejemplo que te muestro a continuación.

Rueda emprendedora

La Rueda para emprendedores consta de 6 áreas:

  • Comunicación: que está dividida a su vez en 3 subáreas

a) Facebook

b) Blog

c) Otras redes sociales (Pinterest, etc.)

El objetivo es que puedas puntuar tu nivel de satisfacción respecto a la comunicación de tu marca ¿Cuál es el medio de comunicación que priorizas? ¿Te sientes satisfecho con el uso que haces de las redes para comunicar tu marca? ¿Estás conforme con el contenido que compartes? Analiza el aspecto comunicacional de tu emprendimiento y atribúyele una puntuación a tu nivel de satisfacción.

  • Identidad de marca: La identidad actual de tu marca ¿Logra transmitir los valores y el propósito de tu emprendimiento? ¿Estás conforme con el logotipo o hay alguna modificación que te gustaría hacer? ¿Estás conforme con el material institucional desarrollado? ¿Estás conforme con la manera en la que es percibida tu marca? Analiza cada aspecto de tu marca y atribúyele una puntuación a tu nivel de satisfacción.
  • Networking: ¿Estás conforme con tu red de contactos? Analiza la calidad de tus relaciones profesionales/laborales y atribúyele una puntuación a tu nivel de satisfacción.
  • Tiempo: dividido en dos subcategorías:

a) Tiempo dedicado al emprendimiento ¿Estás conforme con el tiempo que inviertes en tu emprendimiento?

b) Tiempo que dedicas a actividades de entretenimiento/ocio: ¿Qué espacio de tiempo le dedicas a aquellas actividades de entretenimiento u otras actividades (actividad física, etc.)? Puntúa tu grado de satisfacción.

  • Economía: Si pudieras puntuar la satisfacción económica, ¿que puntaje le asignarías? ¿Estás conforme con los ingresos obtenidos? ¿Estás conforme con la administración de los gastos/costos? (Acá podes dividir el área en dos subcategorías: ingresos vs. costos). Analiza el aspecto económico en su totalidad y puntúa tu grado de satisfacción.
  • Desarrollo Profesional: ¿Qué tiempo dedicas a hacer actividades que signifiquen tu desarrollo profesional? ¿Te brindas un espacio para incorporar nuevos aprendizajes, realizar capacitaciones profesionales, etc.? ¿Buscas adquirir nuevos conocimientos e incorporar nuevas herramientas para el desarrollo de tu emprendimiento? ¿Qué puntaje le asignarías a tu nivel de satisfacción?

Recuerda que puedes agregar más áreas o modificar las categorías. Es un recurso que puedes utilizar para trabajar también con tu equipo de trabajo (elaborando previamente las categorías que consideres adecuadas), con tu soci@ para ver si están alineados respecto al proyecto,etc. La puedes utilizar como tu quieras. La idea es que luego de hacerla puedas ver en qué aspectos debes trabajar para realizar cambios y potenciar tu emprendimiento.

Te invito a que la pongas en práctica y me cuentes cómo te ha resultado esta herramienta.

Para los emprendedores que se animan…envíenme la foto de su rueda a willingcya@gmail.com y será compartirla en la Fan Page.

Te dejo el link para descargarla.  Puedes usar témperas, marcadores, lo que desees…juega con tu creatividad!

11

Surfear tus olas

Ayer recordé una película que había visto un tiempo atrás llamada “Chasing Mavericks”. Es una película autobiográfica – dirigida por Curtis Hanson- acerca de la vida del surfista estadounidense Jay Moriarity. La película guarda mucha relación con el tema de los límites Recuedo que al verla me había quedado con esa sensación de querer empapelar todas las paredes de mi casa con la frase…desafiá tus límites. El sueño de Jay era surfear las olas de Mavericks en California. Olas monstruosas en cuanto a su tamaño, que pone a prueba las habilidades de los mejores surfistas del mundo. Resumidamente, Jay logra hacerlo. Sin embargo, como una paradoja de la vida, el jóven surfista termina muriendo a los 22 años surfeando unas olas en Maldivas.
Por un lado me hacía mucho sentido esto de desafiar los límites, pero por otro lado, mi parte más racional del cerebro pensaba en cómo desafiar los límites puede ser peligroso, era como una especie de susurro en mi oído que me decía “claro fijare cómo terminó este muchacho por desafiar los límites”. Y esto quedó como una simple anécdota de aquel momento.
Hoy a la madrugada, después de varios meses de haber visto esa película, vino con más fuerza a mi cabeza la frase desafía tus límites. Y de pronto vinieron a mí -como si fueran imágenes sucediendo en una película- todos aquellos momentos en los en estos dos últimos años desafié mis límites personales y profesionales. En mi caso esas olas gigantes tenían más que ver con mis “no puedo”. Recuerdo aquel momento, charla familiar de por medio, en donde yo decía que siempre había querido transitar por la experiencia de vivir en otro país pero por más ganas que tenía era algo que nunca me animaría hacer… pasaron 2 años desde que dije eso y he vivido más de un año en Montevideo y ahora estamos viviendo en Estados Unidos. Cuando nació mi primer hijo creí que nunca iba a tener la valentía suficiente para dejar mi trabajo y acá estoy…nunca más desde aquel entonces he vuelto a trabajar en relación de dependencia. Mi sueño era apostar a hacer lo que me gusta, disfrutar de mi profesión pero disponiendo de más tiempo libre para estar con mis hijos…acá me tienen desafiando nuevamente mis límites, comenzando a dictar un curso de capacitación virtual. Hay cosas que llevaron su tiempo y un trabajo de crecimiento personal, como el haber dado el salto en mi profesión y estar ofreciendo productos y servicios de modalidad virtual. Pero lo cierto es que nada de esto hubiera sido posible si no hubiera desafiado los límites de esos “no puedo” que estaban tan presentes en mi vida. Y les puedo jurar que esos no puedo eran temerosas y gigantescas olas para mí.

Recuerda…no se trata de desafiar aquellos límites que ponen en riesgo nuestra vida -porque en estos casos los límites son sabios- pero que existan olas sumamente peligrosas no sgnifica que no haya otras que no nos permitan disfrutar de ser surfeadas.

Cierro mis ojos, siento una brisa en mi cara y la tibieza de unos rayos de sol…estoy parada en la orilla del mar. Estoy sintiendo el pleno disfrute de haber surfeado mis olas. Abro mis ojos y veo como mis no puedo se alejan a medida que las olas se van desvaneciendo.

¿Qué olas no te estás permitiendo disfrutar por miedo a surfearlas?

Hásta la próxima

Natalia

Desafío creativo

Leyendo el blog de la China Rodriguez -especialista en social media- me encontré con un ejercicio creativo muy interesante para aplicar y para estimular nuestro hemisferio cerebral derecho. Ella propone realizarlo con nuestras marcas, para generar nuevas ideas y lograr transmitir de una manera clara la razón de ser de nuestro emprendimiento.

Me dije manos a la obra, a divertirme un rato y a ver qué sale. En mi caso, lo adapté y en vez de realizarlo con el nombre de Willing, me pareció una buena idea dejar que mi creatividad fluyera y ver que salía con los nombres de las dos disciplinas que forman parte de mi profesión: el COACHING y la PNL. Me pareció que podía ser una gran oportunidad para transmitir algunos de los temas con los que solemos trabajar ya sea en una sesión de coaching, en un taller, etc.

¿En qué consiste el desafío creativo? La consigna es escribir en línea vertical el nombre de tu marca (en mi caso utilicé las dos discplinas) y luego por cada letra del nombre, escribir alguna frase o palabra que guarde relación con nuestra marca (o con lo que elegimos trabajar), que defina su esencia.

Comparto el resultado de mi desafío…

Desafío creativo en acción!

Desafío creativo en acción!

Me parece una buena manera para estimular nuestra atención selectiva. Es un ejercicio que sin dudas trae muchos beneficios cuando lo realizamos. Cualquier actividad creativa que realicemos estimula nuestro cerebro, nos permite romper con el pensamiento lineal y favorecemos el desarrollo de nuestro pensamiento lateral.

Y para empezar la semana con nuestros cerebros bien activos les propongo realizar este ejercicio creativo pero los voy a desafiar con una nueva adaptación del ejercicio. Les propongo que escriban verticalmente su nombre y que al lado de cada letra escriban algo que los caracterice, algo que hable de ustedes. Es una linda actividad para trabajar con nuestro equipo de trabajo, con nuestro grupo de amigos, con nuestra pareja ya que nos permite conocernos aún más…y hasta nos podemos llegar a sorprender!

Por supuesto que no los voy a desafiar sin antes desafiarme a mí misma, así que acá va mi ejercicio creativo.

NATALIA-01

¿Se animan a probar?